Menopausia

02.09.2016 0

Menopausia

La menopausia es la etapa en la vida de la mujer en la que sus ovarios dejan de producir óvulos y se da fin a las menstruaciones. Este periodo se completa cuando se está todo un año si menstruación y recibe el nombre de posmenopausia. Normalmente tiene lugar entre los 45 y los 55 años.

En esta etapa, el cuerpo produce una menor cantidad de las hormonas femeninas estrógeno y progesterona, provocando los síntomas típicos de la menopausia.

Los síntomas más comunes son las reglas irregulares, los sofocos (son crisis de vasodilatación cutánea, con sensación de calor, enrojecimiento y sudoración), la cefalea, palpitaciones, vértigos, ansiedad y depresión, sequedad cutánea, osteoporosis, aumento de colesterol, retención d líquido…

Los síntomas que más preocupan a las mujeres son los cambios en su figura, ya que al producir menor cantidad de hormonas femeninas, la acumulación de grasas en las caderas y en los muslos disminuye y aumenta en el abdomen. A esto se le suma un aumento de la retención de líquidos, afectando también a la figura.

Aquellas mujeres que sufren la menopausia, deberían seguir una dieta sana y equilibrada, para ayudar a regular el equilibrio hormonal de forma natural y así aliviar los síntomas típicos.

RECOMENDACIONES NUTRICIONALES.

  • Frutas y verduras. Es muy importante tomar diariamente al menos 5 piezas de estos alimentos, ya que son ricos en antioxidantes, retrasando los efectos del envejecimiento y mejorando la salud cardiovascular. Además son ricos en fibra.
  • Soja. La soja es una legumbre rica en isoflavonas, que tienen los mismos efectos que los estrógenos femeninos, reduciendo los síntomas de la menopausia. Reduce especialmente los sofocos y los sudores tan cracterísticos.
  • Frutos secos. Los frutos secos son ricos en antioxidantes, grasas esenciales y vitamina E. Son beneficiosos para la salud cardiovascular.
  • Legumbres y cereales integrales. Son ricos en fibra, regulando el tránsito intestinal, el colesterol en sangre y los niveles de estrógeno.
  • Pescado azul. El pescado azul es rico en ácidos grasos omega-3, siendo beneficioso para la salud del corazón. También es antiinflamatorio, ayudando a aliviar el dolor articular.
  • Agua. Es importante beber al menos dos litros de agua al día para mantener el equilibrio de nuestro organismo. Con una buena hidratación regularemos la temperatura corporal evitando los sofocos.
  • Lácteos. Debido al aumento del colesterol en la menopausia, es recomendado tomarlos desnatados, pero es importante tomar de 3-4 raciones diarias, para prevenir la osteoporosis.
  • Alimentos ricos en vitamina D. La vitamina D hace que el calcio que tomemos se fije a los huesos. Son ricos en vitamina D: los lácteos, huevos, pescado azul…
  • Contenido en sodio de los alimentos. Disminuir la cantidad de sal al cocinar los alimentos y evitar los alimentos procesados y las verduras envasadas. De esta forma disminuiremos la retención de líquido.
  • Grasas saturadas. Se deben evitar, ya que aumentan el colesterol y pueden provocar un aumento de peso.

Como conclusión, decir, que con una alimentación sana y equilibrada podremos mejorar esos síntomas tan poco agradables que se sufren durante la menopausia.

Imagen de dietadmin
Por
Eloisa Bocanegra Carmé
Licenciada en Farmacia y experta en nutrición y dietética