Leptina, la hormona quema grasa

¿Qué es la leptina?

La leptina es una hormona que ayuda a regular la sensación de apetito y a la vez controla la velocidad de quemar las grasas de nuestro cuerpo, para mantener constante el peso corporal.

Cuando el nivel de leptina aumentan, da la señal de saciedad al cuerpo (dejando de comer) y a la vez mayor cantidad de grasa será capaz de quemar.

Por el contrario, cuando una persona empieza a presentar resistencia a la leptina, comienza a comer más (no le llega señal de saciedad) y disminuye la capacidad quemadora de grasas.

¿Qué ocurre con la leptina cuando hacemos dieta hipocalórica?

Cuando llevamos un tiempo haciendo una dieta hipocalórica (baja en calorías), llega un momento en que nuestro cuerpo empieza a percibirlo, provocando una disminución de la hormona leptina y por consiguiente se queman menos grasas. El cuerpo ante una bajada en el consumo de calorías, conserva las grasas que tiene.

Es curioso, pero realmente cuanto más alta sea la ingesta de calorías y más grasa tenga tu cuerpo, más alto serán los niveles de leptina y más grasa conseguirás quemar.

¿Cómo aumentar la presencia de leptina haciendo dieta hipocalórica?

No debemos seguir una dieta muy estricta, que nos haga bajar muy rápido los niveles de esta hormona.

Se calcula que la leptina no comienza a bajar sus niveles hasta llevada una semana de déficit calórico alto, momento en el que se pierde alrededor del 50% de su nivel.

Por el contrario, para elevar los niveles de leptina no hace falta tanto tiempo, sería suficiente con elevar un único día la ingesta de calorías para recuperar los niveles. Por lo tanto, una buena opción sería saltarse un día la dieta, para así aumentar los niveles de leptina. Eso no significa que vayas a comer todo lo que quieras, pero sí darte un capricho.

De esta forma, estamos consiguiendo engañar a nuestro organismo y aumentar la velocidad de quemar grasa a través del aumento de los niveles de leptina, capacidad que se había quedado estancada.

¿Qué factores modifican los niveles de leptina?

  • Dietas estrictas. Ya lo hemos comentado en el apartado anterior. Este tipo de dietas disminuyen los niveles de leptina.

  • Descenso de peso corporal. Si rápidamente perdemos peso corporal, se reducirá la masa grasa del cuerpo, reduciéndose también los niveles de leptina.

  • Ejercicio regular. Aumenta los niveles de leptina. Las personas físicamente activas controlan mejor la ingesta de alimentos y tienen mayor gasto calórico.

  • Estrés. Incrementa los niveles de cortisol y reduce los niveles de leptina, provocando una mayor sensación de apetito y reduciendo el gasto energético.

¿Qué efecto presenta la fructosa sobre la leptina?

La fructosa es una forma simple de azúcar que se encuentra de forma natural en las frutas, la miel y algunas verduras. También se le añade a algunos alimentos para darle un sabor dulce, como pueden ser las bebidas gaseosas, las mermeladas, galletas, cereales, salsas, dulces…

Cuando el consumo de fructosa es reducido (por ejemplo, tomando fruta), el hígado lo convierte en glucógeno que servirá para producir energía cuando se requiera.

Cuando se consumen grandes cantidades, el hígado no puede hacer frente a tanta fructosa, saturándose y convirtiendo la fructosa en grasa. Además, su consumo excesivo puede provocar que la leptina deje de hacer su trabajo, provocando aumento de apetito y disminución del gasto energético, incrementando también riesgo de obesidad.

La resistencia a la leptina ha sido asociada desde hace tiempo a la obesidad, y varios estudios han demostrado claramente que el azúcar, y la fructosa en particular, es excepcionalmente efectiva para causar resistencia a la leptina en los animales, provocando que disminuya su capacidad para quemar las grasas y que pierdan su habilidad para controlar su apetito. Por lo tanto, la fructosa juega un papel importante en el aumento de peso.

¿Hay alimentos que aumenten los niveles de leptina?

No existen alimentos que contengan leptina, pero si se pueden encontrar algunos que colaboren en aumentar la sensibilidad de tu cuerpo a la leptina, evitando la obesidad.

Estos alimentos son todos aquellos ricos en ácidos grasos omega-3, como son el salmón, el atún, las nueces, la sardina…

Por lo tanto, los alimentos ricos en ácidos grasos omega-3 son ideales para adelgazar, además de presentar otros beneficios como prevenir las enfermedades cardiovasculares y bajar el colesterol malo.

¿Qué conclusiones sacamos?

Para mantener unos niveles altos de leptina y así evitar la obesidad, es esencial hacer una dieta equilibrada y saludable (dieta mediterránea) evitando los alimentos industrializados que están cargados de glucosa y fructosa, decantándonos siempre por alimentos frescos (frutas, verduras, carnes, pescado azul, cereales, legumbres), especialmente por aquellos ricos en ácidos grasos omega-3.

También es muy importante la actividad física, siendo recomendado hacer deporte al menos 3 días a la semana.

En Dietfarma hacemos dietas personalizadas por un nutricionista, que te podrán ayudar a llevar una alimentación saludable.

Por
Eloisa Bocanegra Carmé
Licenciada en Farmacia y experta en nutrición y dietética