Problemas renales

Los riñones son dos órganos y dentro de cada uno hay aproximadamente un millón de estructuras diminutas, llamadas nefrones, que filtran la sangre. Los riñones se encargan de eliminar los productos de desecho y el exceso de agua, que se transforma en orina.

La mayoría de las enfermedades renales atacan los nefrones, provocando que los riñones no puedan eliminar desechos.

Los principales factores que favorecen la aparición de enfermedades renales:

  • Enfermedades. Diabetes, tensión arterial alta, colesterol…
  • Genético. Tienen mayor riesgo aquellas personas con antecedentes familiares.

Para tratar las enfermedades renales, es fundamental llevar una dieta sana y equilibrada. Es conveniente elaborar los alimentos de forma sencilla, a la plancha, al vapor, hervidos o al horno. Dependiendo del grado de daño renal debemos controlar en mayor o menor medida las cantidades de proteína y de ciertos elementos como el potasio o el fósforo.

Los mayores niveles de potasio se encuentran en las frutas y verduras, alimentos cuya ingesta es muy importante, por lo tanto se utilizan diferentes técnicas culinarias para reducir de manera considerable el contenido de potasio:

  • Las frutas elaboradas reducen su contenido en potasio en un 75%, por lo que se recomiendo tomar la fruta en almíbar, mermeladas, confituras, compotas…
  • Las verduras y las legumbres en contacto con el agua pierden potasio. Si cortamos las verduras en trozos muy pequeño, remojamos las verduras por tiempo prolongado (12-24h) o las hervimos dos veces cambiando el agua a mitad de la cocción, conseguiremos disminuir su contenido en potasio.
  •  Las conservas pierden potasio en su elaboración, quedando concentrado en el liquido, por lo que es recomendable escurrirla al máximo antes de su consumo.
  • Las carnes y los pescados tienen cantidades elevadas de fósforo y potasio, pero si las sometemos a cocción, pierden hasta un 50%.

Para que tus riñones estén saludables y evitar los problemas renales es muy importante seguir una dieta equilibrada, beber diariamente 2 litros de agua, moderar el consumo de alcohol y realizar actividad física. Algunas recomendaciones en la dieta son:

  • Tomar 1 ó 2 vasos de leche al día. La leche se puede sustituir por un yogurt o por 30g de queso.
  • El consumo de carne y pescado se debe limitar a un máximo de 100g (un filete pequeño) al día.
  • Se recomienda consumir diariamente hidratos de carbono (pasta, arroz, patata…).
  • Las legumbres son ricas en hidratos de carbonos, pero también lo son en proteínas de bajo valor biológico, por lo tanto no son recomendables.
  • Consumo libre de frutas y verduras, tras ser sometidas a los tratamientos culinarios ya mencionados.

 

 

QUE ALIMENTOS DEBEMOS COMER.

  • Leche, yogurt, queso.
  • Carne y pescado.
  • Frutas y verduras (sometidas a las técnicas culinarias descritas anteriormente).
  • Pasta sin huevo, arroz, pan
  • Aceite de oliva y de girasol.

QUE ALIMENTOS NO DEBEMOS COMER.

  • Carnes grasas, embutidos y vísceras.
  • Tocino, manteca, mantequilla.
  • Pasta, arroz, pan, galletas integrales (limitar el consumo).
  • Legumbres, evitarlas en lo posible, ya que son ricas en proteínas de bajo valor biológico y con ellas se sobrepasa fácilmente el cupo proteico.
Imagen de dietadmin
Por
Eloisa Bocanegra Carmé
Licenciada en Farmacia y experta en nutrición y dietética