Retención de líquidos

La retención de líquidos o edema, es la acumulación anormal de líquido en los tejidos de nuestro cuerpo. Esta acumulación de líquido se produce en los tejidos que están fuera del sistema circulatorio.

Nuestro organismo tiene un sistema de control que ajusta los niveles de líquidos para que estén constantes. Pero cuando por alguna razón, el cuerpo no es capaz de eliminar todo el líquido necesario para mantener este equilibrio, se produce la retención de líquidos.

Esta acumulación de líquidos se da con mayor frecuencia en los pies y en las piernas. También puede aparecer  en las manos, brazos, cara y abdomen.

Los síntomas más comunes son hinchazón, sensación de que la ropa, anillos, reloj…le están muy ajustado, menor flexibilidad en los brazos y piernas, piel brillante, aumento de peso…

Llevando una alimentación equilibrada, sana y principalmente baja en sodio, conseguiremos mejorar mucho este síntoma.

RECOMENDACIONES NUTRICIONALES.

  • Agua. Es muy importante beber al menos 2 litros de agua al día.
  • Alimentos ricos en potasio. Tomar los alimentos que sean ricos en potasio. Las frutas y las verduras son ricas en este mineral.
  • No a los alimentos ricos en sodio. Disminuir los alimentos ricos en sodio. Algunos de estos alimentos son las carnes procesadas, las verduras envasadas, los alimentos precocinados… Añadir poca sal cuando cocinemos los alimentos.
  • Alimentos frescos. Tomar siempre los alimentos frescos (carnes, verduras, pescados…), ya que tienen menor contenido en sodio, que aquellos que han sido procesados.
  • Beber infusiones en ayunas. Infusiones de cola de caballo, pepino, espárragos frescos, enebro…

Como conclusión de este artículo sobre la retención de líquidos, decir, que llevando una dieta equilibrada (dieta mediterránea), disminuiremos significativamente este síntoma.

Imagen de dietadmin
Por
Eloisa Bocanegra Carmé
Licenciada en Farmacia y experta en nutrición y dietética