Toda la verdad sobre la cetona de frambuesa

La cetona de frambuesa se ha hecho popularmente conocida tras el programa de televisión estadounidense “El show del doctor Oz” y desde entonces se vende por internet en muchas páginas web como quemador de grasa.

¿Qué es la cetona de frambuesa?

Esta sustancia es una cetona aromática de naturaleza fenólica y que responde a la fórmula química 4-(4-hidroxifenil) butan-2-ona. Se extrae de la frambuesa natural y por cada 4 kilos de frambuesa se consiguen 10 mg de concentrado de cetona de frambuesa, resultando su obtención muy costosa. Sin embargo, su síntesis en laboratorio es francamente barata, lo que nos llama mucho la atención los precios tan elevados que tienen estos productos en el mercado.

Se utiliza como suplemento para adelgazar, ya que supuestamente facilita la eliminación de grasa acelerando el metabolismo. Su función consiste en:

  • Aumentar la adinopectina, hormona que solo se sintetiza en los adipocitos, encargada de bajar los niveles de glucosa en sangre, evitando que exista glucosa sobrante que se transforme en grasa.
  • Aumentar las hormonas noradrenalina y norepinefrina, que actúan incrementando la temperatura corporal. La cetona de frambuesa hace que suba la temperatura, aumentando la materia orgánica que tiene que ser consumida para mantener esa temperatura, promoviendo que se queme grasa.

¿Es realmente efectivo como quemador de grasas?

La cetona de frambuesa, al tratarse de un suplemento dietético, no pasa por ensayos clínicos ni por controles exhaustivos. Por el contrario, los fármacos están sujetos a una legislación muy estricta y pasan por unos controles rigurosos en cuanto a seguridad y eficacia.

Las evidencias científicas sobre los beneficios de este producto como quemador de grasas, son en la actualidad escasas. No hay suficientes estudios realizados en humanos que confirmen sus supuestos beneficios.

Se ha demostrado en ensayos con animales que niveles más elevados de adinopectina en el organismo ayudan a controlar algunas alteraciones metabólicas que pueden desencadenar diabetes tipo 2, obesidad o síndrome metabólico. Esto se debe ya que la adinopectina es una hormona que se encarga de la regulación de la glucosa y de los ácidos grasos. Pero los estudios en animales son insuficientes para que los científicos puedan decir con certeza cómo esta fórmula actúa en las personas.

¿Producto milagro?

Los productos milagros no existen y los kilos de más solo se pierden siguiendo una dieta saludable baja en calorías y educándonos, creando hábitos saludables de alimentación. Además, el mejor quemador de grasas que existe es la actividad física, haciendo un poco de deporte conseguiremos quemar más grasas sin necesidad de tomar nada.

Así que no hay ningún producto con el que puedas perder peso fácilmente, sin apenas hacer esfuerzo. La dieta para perder peso sin riesgos es bien sencilla y consiste en volver a la dieta tradicional, en la que se llevan hábitos saludables de alimentación, donde se consumen muchos productos frescos (frutas, verduras, legumbres, carnes y pescados) y pocos productos procesados.

A veces, tomar estos productos milagros pueden crear frustración, ya que se puede depositar demasiada ilusión en estos productos y muy posiblemente lo único que pierdan sea tu dinero.

Estos productos se venden también en farmacia, transmitiendo cierta garantía a la gente y además se suelen anunciar como natural, aunque no siempre lo natural es inofensivo.

¿Qué conclusiones sacamos?

Cuando existe sobrepeso es fundamental ponerse en manos de un profesional que valore las causas por las que se engorda y modificar los hábitos de conducta que llevaron al sobrepeso. Si esto lo acompañamos de una dieta baja en calorías y de ejercicio físico, conseguiremos alcanzar un peso saludable sin necesidad de tomar ningún producto.

Por
Eloisa Bocanegra Carmé
Licenciada en Farmacia y experta en nutrición y dietética