18, 99 Kcal/100gr
  • Verduras y hortalizas
  • 0 Colesterol/100gr
  • 1,4 Fibra/100gr
  • 92 Agua/100gr
  • 94% de porción comestible

Beneficioso para las siguientes enfermedades, dolencias e intolerancias

Contraindicado para las siguientes enfermedades, dolencias e intolerancias

    No está contraindicado

tomate


Equivalencias (kcal del alimento entero)

  • Pieza pequeña 100 gr. 17.85 kcal.
  • Pieza mediana 175 gr. 31.24 kcal.
  • Pieza grande 250 gr. 44.63 kcal.

Proteínas / 100 gramos

  • Proteínas 1 g.

Hidratos de carbono / 100 gramos

  • Hidratos de carbono 3.5 g.

Grasas / 100 gramos

  • Grasas totales 0.11 g.
  • Ácidos grasos poliinsaturados 0.1 g.

Vitaminas / 100 gramos

  • Vitamina A 94 µg. Eq.
      • Vitamina B1 0.07 mg.
          • Vitamina B2 0.04 mg.
              • Vitamina B6 0.13 mg.
                  • Vitamina B12 0 µg.
                      • Vitamina C 26.6 mg.
  • Vitamina D 0 µg.
      • Vitamina E 0.89 mg.
          • Folato 28.8 µg.
              • Niacina 1.9 mg. Eq.
                  • Pantotenato 0.28 mg.
                      • Biotina 1.5 µg.

Minerales / 100 gramos

  • Sodio 6 mg.
      • Potasio 250 mg.
          • Calcio 10.6 mg.
              • Magnesio 8.3 mg.
                  • Fósforo 27 mg.
                      • Hierro 0.7 mg.
  • Cobre 0.01 mg.
      • Cinc 0.16 mg.
          • Cloro 55 mg.
              • Manganeso 0.1 mg.
                  • Yodo 2 µg.

Propiedades

El tomate es muy nutritivo, con un bajo aporte energético. Es rico en vitaminas (B, C y A), minerales (potasio, fósforo y magnesio), antioxidantes y fibra.

Destaca la presencia de vitamina C, que actúa como antioxidante y previene el cáncer. La vitamina A ayuda a mejorar la visión.

Presenta un alto contenido en licopeno, antioxidantes que le da el color rojo,  que ayuda a prevenir algunos tipos de cáncer, disminuye los niveles de colesterol y triglicéridos en sangre y protege frente a las enfermedades cardiovasculares.

Es bajo en sodio, por lo que es muy recomendado en hipertensos. Su piel es rica en fibra, regulando nuestro tránsito intestinal y evitando el estreñimiento, por lo tanto hay que comerlo con la piel.