21, 8 Kcal/100gr
  • Conservas de verduras
  • 0 Colesterol/100gr
  • 2,47 Fibra/100gr
  • 92,3 Agua/100gr
  • 100% de porción comestible

Contraindicado para las siguientes enfermedades, dolencias e intolerancias

zanahoria (en conserva)


Equivalencias (kcal del alimento entero)

  • Envase 200 gr. 43.6 kcal.

Proteínas / 100 gramos

  • Proteínas 0.8 g.

Hidratos de carbono / 100 gramos

  • Hidratos de carbono 4.2 g.

Grasas / 100 gramos

  • Grasas totales 0.2 g.
  • Ácidos grasos saturados 0.04 g.
  • Ácidos grasos monoinsaturados 0.01 g.
  • Ácidos grasos poliinsaturados 0.09 g.

Vitaminas / 100 gramos

  • Vitamina A 484 µg. Eq.
      • Vitamina B1 0.06 mg.
          • Vitamina B2 0.03 mg.
              • Vitamina B6 0.07 mg.
                  • Vitamina B12 0 µg.
                      • Vitamina C 1 mg.
  • Vitamina D 0 µg.
      • Niacina 0.33 mg. Eq.

Minerales / 100 gramos

  • Sodio 42 mg.
      • Potasio 180 mg.
          • Calcio 30 mg.
              • Magnesio 0.12 mg.
                  • Fósforo 0 mg.
                      • Hierro 0.3 mg.
  • Cinc 0.28 mg.
      • Selenio 1 µg.
          • Yodo 3 µg.

Propiedades

La zanahoria es muy nutritiva, con un bajo aporte energético. Es rico en vitaminas (A, E y B3), minerales (destaca el potasio y en cantidades menores el fósforo, el magnesio, el yodo y el calcio), antioxidantes (betacarotenos) y fibra. Su alto contenido en fibra regula nuestro tránsito intestinal y evita el estreñimiento. Al mismo tiempo, por su riqueza en pectinas combaten las diarreas. Por otra parte, la fibra que contiene disminuye la absorción de intestinal de colesterol y triglicéridos.

Su contenido en potasio hace que sea un diurético natural y como consecuencia elimine sustancias tóxicas a través de la orina.

Los betacarotenos previenen el cáncer, nos mantienen jóvenes durante más tiempo y mantiene el buen estado de la piel, los dientes y de las encías.

El organismo transforma los betacarotenos o provitamina A en vitamina A conforme lo necesita y esta vitamina mejora la salud de nuestra visión. La vitamina B3 participa en el buen funcionamiento del sistema digestivo. La vitamina E ayuda a estabilizar las células sanguíneas.

Si padeces de tensión alta, debes saber que todas las conservas llevan mayor contenido en sodio, lo que favorece que aumente la tensión arterial, por lo que puedes consumirlas, pero de forma limitada.