386, 09 Kcal/persona
  • 1 personas
  • Al Horno
  • Dificultad Fácil
  • Coste Bajo
  • Carne blanca
  • 20-30' minutos
  • Española

Beneficioso para las siguientes enfermedades, dolencias e intolerancias

Contraindicado para las siguientes enfermedades, dolencias e intolerancias

Albóndigas sobre champiñones


Ingredientes

Preparación

1. Ponemos el horno a calentar a 200º.

2. En un plato empapamos el pan con la leche. Reservamos.

3. Cogemos un bol y añadimos: el ajo y la cebolla picada, el pan troceado, la clara de huevo batida, la pechuga de pollo picada, el perejil, pimienta y sal.

4. Lo mezclamos todo muy bien y a continuación comenzamos a hacer bolitas.

5. Por otro lado, limpiamos los champiñones y le quitamos el tallo.

6. Colocamos los champiñones en un recipiente para horno y le añadimos un poco de pimienta negra molida.

7. A continuación, colocamos una albóndiga encima de cada champiñón, un poco de aceite y queso rallado por encima.

8. Seguidamente, lo introducimos en el horno durante 20 minutos a 180 grados.

9. Pasado ese tiempo ya podremos disfrutar de esta receta de albóndigas sobre champiñones fácil, rápida y saludable.

Información adicional

Receta de albódigas de pollo sobre champiñones, donde el pollo nos aporta proteínas de alto valor biológico y un bajo contenido en grasas. En su composición también encontramos nutrientes, con importantes cantidades de vitaminas (vitaminas del grupo B, vitamina A) y minerales (hierro, zinc y fosforo). Las vitaminas del grupo B permiten el aprovechamiento de los nutrientes energéticos (proteínas, hidratos de carbono y lípidos), intervienen en la formación de los glóbulos rojos, en el funcionamiento del sistema nervioso y además son necesarias para mantener una buena salud en los tejidos que componen nuestro cuerpo. El hierro participa en la formación de los glóbulos rojos y el transporte de oxígeno, evitando la anemia ferropénica. El zinc mejora el sistema inmunitario. El fósforo, forma los huesos.

Por otro lado, los champiñones son muy nutritivo, con un bajo aporte energético. Es rico en vitaminas (B, C y A), minerales (potasio, fósforo y magnesio), antioxidantes y fibra. Por el contrario, el queso que hemos añadido, presenta un alto contenido en grasa y en energía.

En definitiva, podemos decir que nos encontramos ante una receta fácil de albóndigas de pollo saludable.