205, 5 Kcal/persona
  • 1 personas
  • Refrito con ajo/cebolla
  • Dificultad Media
  • Coste Bajo
  • Verdura
  • 30-40' minutos
  • Española

Contraindicado para las siguientes enfermedades

Alcachofas con jamón al ajillo


Ingredientes

Preparación

1. Preparación de las alcachofas: Iremos quitando las hojas, hasta dejar el corazón al descubierto y cortaremos las puntas. El rabo también lo pelaremos, es muy carnoso y cortaremos por la mitad las alcachofas ya peladas. En una olla pondremos abundante agua, sal y una gota de aceite de oliva. Cuando rompa a hervir pondremos las alcachofas y dejamos cocer unos 15-20'. Pasado ese tiempo, las sacamos y reservamos el agua de haberlas cocinado.

2 .En una sartén con aceite de oliva doramos el diente de ajo fileteado.

3. Añadimos las alcachofas, dejamos hacer y vamos dándole vueltas.

4. Añadimos un poco de caldo de haber cocido las alcachofas.

5. Cuando el caldo se haya consumido añadimos el jamón a taquitos.

6. Removemos un poco y ya tenemos nuestro plato.

Información adicional

Estamos ante una receta saludable, que nos da un aporte nutricional a través de las verduras y un aporte energético a través del jamón.

El jamón es muy energético, aportándonos proteínas de alto valor biológico, grasas saludables y mucho sabor. También nos aporta una buena variedad de minerales (fósforo, zinc y hierro). No debemos olvidar su alto contenido en sal, por lo que resulta perjudicial para aquellas personas hipertensas y con retención de líquidos.

Las alcachofas son muy nutritivas y bajas en calorías, siendo ricas en vitaminas, minerales y antioxidantes. Además, es muy diurética, siendo muy recomendada para aquellas personas que retienen líquidos y tienen tensión arterial alta. Su poder principal, es la capacidad que tienen para reducir los niveles de colesterol y triglicéridos en. Además, es capaz de aumentar la secreción biliar, siendo beneficioso para aquellas personas con problemas digestivos y hepáticos. La alcachofa es capaz de reducir los niveles de azúcar en sangre, siendo un alimento indispensable en la dieta de los diabéticos, al ayudar a combatir la diabetes desde un punto de vista nutricional.

En definitiva, podemos decir que estamos ante una receta equilibrada, ideal para aquellas personas que hacen dieta mediterránea.