398, 76 Kcal/persona
  • 4 personas
  • Hervido o al vapor
  • Dificultad Fácil
  • Coste Bajo
  • Cremas y sopas
  • 40-50' minutos
  • Española

Previene las siguientes enfermedades

Crema de brócoli y guisantes hipercalórica


Ingredientes

Preparación

1. Limpiamos, pelamos y cortamos todas las verduras.

2. Ponemos aceite en una cazuela, añadimos la cebolla y cocinamos a fuego suave.

3. Cuando la cebolla esté pochada, añadimos el resto de las verduras, cubrimos de agua y cocinamos a fuego medio

4. Cuando comience a hervir, agregamos la sal, tapamos la cazuela y lo dejamos a fuego suave durante 40 minutos aproximadamente, cuando las verduras estén tiernas.

5. A continuación, pasamos toda la verdura, el quesito y la leche en polvo por una batidora hasta que no queden grumos y consigamos una crema suave.

6. Lo servimos en un plato y ya tenemos nuestra crema hipercalórica. 

Información adicional

Nos encontramos ante un plato compuesto por verduras, con muchas propiedades nutricionales, que nos aporta gran cantidad de antioxidantes, vitaminas, minerales y fibra. Por otro lado, la patata, el quesito y la leche en polvo que hemos añadido nos da energía, consiguiendo tener una crema de verduras alta en calorías.

El brócoli que hemos añadido es muy nutritivo, siendo ricos en vitaminas, minerales, fibra y antioxidantes. Destaca por ser una de las verduras con más propiedades antioxidantes, siendo ideal para prevenir la aparición del cáncer (principalmente los cánceres de próstata, colon y mama). Reduce los niveles altos de triglicéridos y colesterol en sangre e impide su acumulación en las arterias, siendo muy aconsejable para aquellas personas con enfermedades cardiovasculares. Es interesante consumirlo en la menopausia, ya que regula el equilibrio hormonal y el nivel de estrógeno. Por su contenido en fibra, también es ideal su consumo en personas que padecen de estreñimiento. Presenta altos niveles de vitamina K, que participa en la coagulación de la sangre y un elevado consumo de estas verduras (vitamina K) puede interferir con ciertos medicamentos (ej. Sintrón) para regular la coagulación de la sangre.

En definitiva, nos encontramos ante una receta hipercalórica, sana y sabrosa, ideal para aquellas personas que hacer dieta para subir de peso.