176, 59 Kcal/persona
  • 4 personas
  • Hervido o al vapor
  • Dificultad Fácil
  • Coste Bajo
  • Cremas y sopas
  • 30-40' minutos
  • Española

Contraindicado para las siguientes enfermedades

Crema de calabacín y zanahoria


Ingredientes

Preparación

1. Ponemos a calentar una olla con el aceite de oliva.

2. Una vez caliente el aceite, añadimos la cebolla, el puerro y el ajo muy picado.

3. Removemos y esperamos que quede pochado (no dejar que se queme).

4. Mientras que se hace (7-8 minutos) pelamos y cortamos los calabacines y las zanahorias.

5. Añadimos en la olla los calabacines, las zanahorias, la sal, removemos un poco y echamos agua hasta cubrirlo todo.

6. Dejamos a fuego medio durante unos 20 minutos aproximadamente, removiendo de vez en cuando.

7. Cuando el calabacín y la zanahoria esté tierno, quitamos el exceso de caldo (dejamos solo caldo hasta cubrir por la mitad las verduras).

8. Batimos hasta que no queden grumos.

9. Sazonamos con sal y pimienta al gusto y ya tenemos este plato tan rico y saludable.

Información adicional

Nos encontramos ante un plato compuesto únicamente de verduras, con muchas propiedades nutricionales, que nos aporta gran cantidad de antioxidantes, vitaminas, minerales y fibra.

El calabacín es muy bajo en caloría, haciendo una receta perfecta para aquellas personas que quieran perder peso. Es rico en fibra, regulando el tránsito intestinal y evitando el estreñimiento. Además, presenta cantidades importantes de potasio, siendo muy beneficioso para aquellas personas que sufren retención de líquidos o hipertensión.

La zanahoria es muy nutritiva, con un bajo aporte energético. Es rico en vitaminas (A, E y B3), minerales (destaca el potasio y en cantidades menores el fósforo, el magnesio, el yodo y el calcio), antioxidantes (betacarotenos) y fibra. Su alto contenido en fibra regula nuestro tránsito intestinal y evita el estreñimiento. Al mismo tiempo, por su riqueza en pectinas combaten las diarreas. Por otra parte, la fibra que contiene disminuye la absorción intestinal de colesterol y triglicéridos. Su contenido en potasio hace que sea un diurético natural y como consecuencia elimine sustancias tóxicas a través de la orina. Los betacarotenos previenen el cáncer, nos mantienen jóvenes durante más tiempo y mantiene el buen estado de la piel, los dientes y de las encías.El organismo transforma los betacarotenos o provitamina A en vitamina A conforme lo necesita y esta vitamina mejora la salud de nuestra visión. La vitamina B3 participa en el buen funcionamiento del sistema digestivo. La vitamina E ayuda a estabilizar las células sanguíneas.

Si este plato lo acompañamos de un segundo rico en proteínas o/y hidratos de carbonos que nos aportan energía, conseguimos una dieta muy equilibrada, ideal para aquellas personas que hacen dieta para perder peso.