417, 89 Kcal/persona
  • 1 personas
  • Refrito con ajo/cebolla
  • Dificultad Fácil
  • Coste Bajo
  • Carne roja
  • 10-20' minutos
  • Española

Previene las siguientes enfermedades

Contraindicado para las siguientes enfermedades

Hígado encebollado


Ingredientes

Preparación

1. Pelamos y cortamos al gusto el ajo y la cebolla.

2. A continuación, ponemos a calentar una sartén con muy poco aceite y cuando esté caliente, agregamos el ajo y la cebolla. Lo dejamos hasta que quede pochado.

3. Añadimos el hígado limpio y cortado en dados. Salpimentamos.

4. Agregamos el pimentón y la hoja de laurel.

5. A continuación, añadimos el vino y lo dejamos unos minutos hasta que se evapore el alcohol.

6. Finalmente, lo servimos en un plato todo cubierto por la cebolla.

 

Información adicional

El hígado es una fuente importante de proteínas de alto valor biológico, aunque con menos colágeno que la carne. Además, es el alimento más rico en vitamina A, hierro, zinc y vitaminas B12 que existe. Como todos los alimentos de casquería en general, es el más rico en colesterol, por lo que no lo deberían tomar las personas con problemas de triglicéridos altos, colesterol alto o problemas de obesidad. Este alimento, como todas las vísceras, no se deben tomar habitualmente, ya que la vitamina liposoluble (vitamina A) que contiene se almacena y un exceso podría ser tóxico; además, en el hígado se acumulan tóxicos como los metales pesados, cuya eliminación del organismo es muy lenta.

Presenta un alto contenido en purina, que el organismo lo transforma en ácido úrico, siendo poco recomendado en aquellas personas que padecen de gota o hiperuricemia.

Si este plato lo acompañamos de un primero que complete el aporte de vitaminas, minerales, antioxidantes y fibra, nos encontramos ante una dieta muy equilibrada.