291, 95 Kcal/persona
  • 4 personas
  • Guisado
  • Dificultad Media
  • Coste Bajo
  • Guisos y legumbres
  • 60-90' minutos
  • Española

Beneficioso para las siguientes enfermedades, dolencias e intolerancias

Contraindicado para las siguientes enfermedades, dolencias e intolerancias

Judías blancas con almejas


Ingredientes

Preparación

1. Ponemos en remojo las judías blancas durante 8-12 horas y cuando estén hidratadas, las colamos y las lavamos.

2. Por otro lado, lavamos y pelamos las verduras.

3. En una olla ponemos las judías blancas, las verduras, el pimentón, aceite y sal. Rehogamos a fuego bajo.

4. A continuación, cubrimos con agua (podrás usar caldo de pescado) y lo dejamos cocinar 1 hora aproximadamente hasta que las judías blancas estén tiernas.

5. Pasado ese tiempo sacamos las verduras de la olla y las trituramos. Se agregan de nuevo a la olla ya trituradas.

6. Por otro lado, cogemos una cazuela con una pizca de agua, la ponemos a calentar, le añadimos las almejas y lo tapamos. Lo dejamos un par de minutos hasta que se abran.

7. Por último, añadimos las almejas en la olla y removemos un poco.

8. Y ya tenemos este plato tan sabroso que encontrarás en las dietas a tu medida de Dietfarma.

 

Información adicional

Las alubias presentas proteínas vegetales e hidratos de carbono de asimilación lenta, por lo que las personas diabéticas las pueden tomar sin ningún temor. También son ricas en vitaminas (del grupo B), minerales (hierro, potasio y fósforo) y fibra. Su contenido en hierro hace que sea beneficioso para aquellas personas con anemia ferropénica, el potasio regula la hipertensión y el fósforo es bueno para la memoria. Contiene fibras solubles e insolubles; las solubles ayudan a reducir los niveles de triglicéridos y colesterol en sangre y las insolubles regulan el tránsito intestinal, evitando el estreñimiento.

Por otro lado, las almejas nos aportan proteínas de alto valor biológico y tienen un bajo contenido en grasa. Son ricas en vitaminas (destacando las del grupo B) y en minerales (hierro, calcio, potasio, zinc). El calcio es importante para la salud de los huesos, el hierro para prevenir la anemia ferropénica y el zinc refuerza el sistema inmunitario. El potasio, hace que sea beneficioso para aquellas personas con hipertensión o retención de líquido.

Las verduras que hemos empleado para elaborar esta receta, no sólo van a enriquecer el plato con una buena cantidad de vitaminas, minerales, fibra y sustancias de acción antioxidante, sino que también van a aportar jugosidad al guiso.

En definitiva, podemos decir que estamos ante una receta equilibrada y saludable, que Dietfarma te podría poner en una de sus dietas personalizadas.