421, 78 Kcal/persona
  • 4 personas
  • Guisado
  • Dificultad Media
  • Coste Bajo
  • Carne blanca
  • 40-50' minutos
  • Española

Beneficioso para las siguientes enfermedades, dolencias e intolerancias

Contraindicado para las siguientes enfermedades, dolencias e intolerancias

Pollo guisado con guisantes y zanahoria


Ingredientes

Preparación

1. Limpiamos, cortamos en trozos y sazonamos con sal y pimienta el pollo. Reservamos.

2. Limpiamos, pelamos y cortamos al gusto todas las verduras.

3. En una olla añadimos un poco de aceite y cuando esté caliente agregamos el pollo. Le damos varias vueltas hasta que quede marcado. Retirar y reservar.

4. En la misma olla añadimos el ajo y la cebolla y lo removemos hasta que esté dorado.

5. A continuación, añadimos el resto de verduras y seguimos removiendo hasta que esté un poco dorado.

6. Seguidamente, añadimos el pollo, el laurel, el caldo de pollo y el vino.

7. Rehogamos unos minutos y a continuación tapamos la olla y lo dejamos cocinar a fuego medio-bajo hasta que el pollo y las verduras estén tiernas.

8. Finalmente tenemos un plato muy sabroso, que podrás encontrar en la dieta interactiva de dietfarma, donde tu primera dieta personalizada es gratis.

Información adicional

Estamos ante una receta equilibrada, compuesta principalmente de pollo, guisantes y varias verduras. Todos son ingredientes saludables y bajos en grasa.

La carne de pollo es rica en proteínas de alto valor biológico y con un bajo contenido en grasas. En su composición también encontramos nutrientes, con importantes cantidades de vitaminas (vitaminas del grupo B, vitamina A) y minerales (hierro, zinc y fosforo). Las vitaminas del grupo B permiten el aprovechamiento de los nutrientes energéticos (proteínas, hidratos de carbono y lípidos), intervienen en la formación de los glóbulos rojos, en el funcionamiento del sistema nervioso y además son necesarias para mantener una buena salud en los tejidos que componen nuestro cuerpo. El hierro participa en la formación de los glóbulos rojos y el transporte de oxígeno, evitando la anemia ferropénica. El zinc mejora el sistema inmunitario. El fósforo, forma los huesos.

Los guisantes que hemos añadido a este plato nos aportan proteínas vegetales e hidratos de carbono, siendo un ingrediente energético. También presentan fibra, previniendo el estreñimiento; minerales (calcio y hierro) que fortalecen los huesos y previenen la anemia; y vitaminas, destacando la vitamina C. Presenta propiedades beneficiosas para la circulación de la sangre, disminuye el colesterol malo y es vasodilatador, convirtiéndose en un alimento ideal para prevenir las enfermedades del corazón.

Las verduras que hemos añadido a este plato nos aportan vitaminas, minerales, antioxidantes y fibra. La fibra actúa como regulador intestinal, evitando el estreñimiento.

En definitiva, podemos decir que estamos ante una receta saludable y energética que, si lo acompañamos de un primer plato que complete el aporte nutricional, siendo rico en vitaminas, minerales y fibra, conseguiremos una dieta equilibrada.