214, 53 Kcal/persona
  • 1 personas
  • Refrito con ajo/cebolla
  • Dificultad Fácil
  • Coste Bajo
  • Revuelto y huevo
  • 10-20' minutos
  • Española

Contraindicado para las siguientes enfermedades

Revuelto de brócoli


Ingredientes

Preparación

1. Limpiamos, pelamos (desechamos los tallos gruesos) y troceamos en ramilletes el brócoli.

2. Ponemos a hervir el brócoli con agua salada unos 12 minutos.

3. Por otro lado, pelamos y picamos el ajo.

4. En una sartén con aceite de oliva doramos el ajo.

5. Cuando el brócoli esté listo, lo escurrimos bien, lo incorporamos a la sartén  y lo salteamos durante unos minutos.

6. Por último, añadimos el huevo, sazonamos con sal y pimienta al gusto, removemos hasta que cuaje y ya tenemos listo este plato tan saludable y bajo en calorías.

Información adicional

Estamos ante una receta saludable, que nos da un aporte nutricional a través de las verduras y un aporte energético a través del huevo.

El huevo es uno de los alimentos más completos debido al equilibrio nutricional que contiene. Presenta principalmente proteínas de alto valor biológico. Las grasas que encontramos, se encuentran concentradas en la yema y son grasas saludables y además presenta un alto contenido en colesterol. También es rico en vitaminas (A, D, E y del grupo B) y minerales (zinc, hierro, selenio, yodo y fósforo).  El huevo es la principal fuente de colina, componente importante para el funcionamiento e integridad de las células y contiene carotenoides, antioxidantes que están relacionados con la prevención de enfermedades degenerativas como las cataratas o el cáncer.

El brócoli es muy nutritivo, siendo ricos en vitaminas, minerales, fibra y antioxidantes. Destaca por ser una de las verduras con más propiedades antioxidantes, siendo ideal para prevenir la aparición del cáncer (principalmente los cánceres de próstata, colon y mama). Reduce los niveles altos de triglicéridos y colesterol en sangre e impide su acumulación en las arterias, siendo muy aconsejable para aquellas personas con enfermedades cardiovasculares. Es interesante consumirlo en la menopausia, ya que regula el equilibrio hormonal y el nivel de estrógeno. Por su contenido en fibra, también es ideal su consumo en personas que padecen de estreñimiento. Presenta altos niveles de vitamina K, que participa en la coagulación de la sangre y un elevado consumo de estas verduras (vitamina K) puede interferir con ciertos medicamentos (ej. Sintrón) para regular la coagulación de la sangre.

En definitiva, nos encontramos ante una receta saludable, ideal para aquellas personas que hacen dieta para bajar de peso.