314, 65 Kcal/persona
  • 2 personas
  • Al Horno
  • Dificultad Fácil
  • Coste Medio
  • Pescado azul
  • 30-40' minutos
  • Española

Contraindicado para las siguientes enfermedades

Salmonete al horno con patatas y cebolla


Ingredientes

Preparación

1. En primer lugar, limpiamos los salmonetes, hacemos cuatro filetes  y los sazonamos con sal y pimienta.

2. Por otro lado, pelamos y cortamos en finas rodajas la patata y la cebolla.

3. A continuación, colocamos la patata y la cebolla  en una fuente para horno con un poco de aceite de oliva y sal.

4. Lo introducimos en el horno a 200º durante 15 minutos.

5. Sacamos la fuente del horno y colocamos los filetes encima de las patatas y la cebolla medio asadas.

6. Volvemos a introducir la fuente en el horno durante 10-15 minutos a la misma potencia.

7. Por último, servimos el pescado en un plato junto con las patatas y la cebolla y ya tenemos este plato tan delicioso.

Información adicional

En esta receta encontramos el salmonete, que es un pescado azul y dentro de este grupo de pescados, el salmonete es de los menos grasos (grasas omega-3). Su contenido en proteínas no es muy elevado, pero son proteínas de alto valor biológico. También presenta diferentes vitaminas, destacando las vitaminas del grupo B que permiten el aprovechamiento de los nutrientes energéticos (proteínas, hidratos de carbono y lípidos), intervienen en la formación de los glóbulos rojos, en el funcionamiento del sistema nervioso y además son necesarias para mantener una buena salud en los tejidos que componen nuestro cuerpo. Su contenido en minerales (fósforo, potasio, magnesio y yodo) es importante, destacando el yodo, ya que presenta mayor cantidad que la gran mayoría de pescados y este mineral posee funciones en el organismo, es necesario para el buen funcionamiento de la glándulas tiroideas que regulan muchas funciones metabólicas y para el crecimiento del feto y de su cerebro.

Las patatas que hemos añadido a este plato son energéticas, aportándonos hidratos de carbono complejos, siendo fundamental para el mantenimiento de los niveles de azúcar en sangre. Es rica en vitamina C, aumentando las defensas y potenciando la inmunidad de nuestro organismo. También presenta altos niveles de potasio, ayudando a controlar la hipertensión.

En definitiva, podemos decir que estamos ante una receta saludable, que si lo acompañamos de un primer plato que complete el aporte nutricional, siendo rico en vitaminas, minerales y fibra, conseguiremos una dieta equilibrada.