120, 15 Kcal/persona
  • 4 personas
  • Refrito con ajo/cebolla
  • Dificultad Fácil
  • Coste Bajo
  • Verdura
  • 20-30' minutos
  • Española

Contraindicado para las siguientes enfermedades

Sofrito de cebolla, pimiento y tomate


Ingredientes

  • tomate 1000 gr. 10 Pieza pequeña 178.51 kcal.
  • pimiento verde 200 gr. 2 Pieza grande 32.72 kcal.
  • cebolla 250 gr. 1 Pieza grande 84.78 kcal.
  • ajo 5 gr. 1 Diente 4.58 kcal.
  • aceite de oliva 20 gr. 4 Cucharada de postre 180 kcal.
  • sal 4 gr. 2 Pellizco 0 kcal.

Preparación

1. Lavamos, pelamos y cortamos al gusto todas las verduras.

2. Ponemos a calentar el aceite en una sartén y cuando esté caliente añadimos el ajo picado.

3. Una vez esté dorado agregamos la cebolla y vamos moviendo hasta que quede pochada.

4. A continuación, echamos los pimientos y lo dejamos unos 10 minutos aproximadamente.

5. Por último, añadimos los tomates y lo dejamos hacer hasta que esté todo cocinado.

6. Si no te quieres encontrar trozos, puedes batir todas las verduras.

Información adicional

Este plato está compuesto únicamente de verduras, que son bajas en calorías y ricas en vitaminas y minerales. Además aportan cantidades notables de fibra, que regulan nuestro tránsito intestinal y evitan el estreñimiento.

Su verdura principal es el tomate, que es muy nutritivo, con un bajo aporte energético. Es rico en vitaminas (B, C y A), minerales (potasio, fósforo y magnesio), antioxidantes y fibra. Destaca la presencia de vitamina C, que actúa como antioxidante y previene el cáncer. La vitamina A ayuda a mejorar la visión. Presenta un alto contenido en licopeno, antioxidantes que le da el color rojo,  que ayuda a prevenir algunos tipos de cáncer, disminuye los niveles de colesterol y triglicéridos en sangre y protege frente a las enfermedades cardiovasculares. Es bajo en sodio, por lo que es muy recomendado en hipertensos. Su piel es rica en fibra, regulando nuestro tránsito intestinal y evitando el estreñimiento, por lo tanto hay que comerlo con la piel.

En definitiva, nos encontramos ante una receta sana y sabrosa, que acompañada de un segundo plato rico en proteínas o hidratos de carbonos, conseguiremos una receta equilibrada, ideal para aquellas personas que hacen dieta para adelgazar. Esta es una de las recetas que podrás encontrar en tu dieta personalizada.