304, 98 Kcal/persona
  • 1 personas
  • Refrito con ajo/cebolla
  • Dificultad Fácil
  • Coste Bajo
  • Revuelto y huevo
  • 10-20' minutos
  • Española

Contraindicado para las siguientes enfermedades

Tortilla de guisantes y pavo


Ingredientes

Preparación

1. En una sartén con aceite de oliva doramos el diente de ajo picado.

2. Cuando esté listo, añadimos la cebolla cortada en julianas.

3. Le vamos dando vueltas hasta que quede pochada.

4. Añadimos los guisantes.

5. Removemos hasta que esté cocinado y agregamos sal al gusto.

6. Por último, añadimos la pechuga de pavo y seguidamente el huevo, removemos un poco y dejamos que cuaje.

7. Finalmente, le damos la vuelta y ya tenemos nuestra tortilla.

Información adicional

Estamos ante una receta saludable, que nos da un aporte muy energético a través de los guisantes, del huevo y de la pechuga de pavo.

La pechuga de pavo en embutido es energética, aportándonos proteínas de alto valor biológico. Su alto contenido en vitamina B3 hace que sea beneficioso para el sistema circulatorio y ayude a reducir el colesterol. Su contenido en sodio es bajo, siendo muy recomendable para aquellas personas que padecen de tensión arterial alta.

El huevo es uno de los alimentos más completos debido al equilibrio nutricional que contiene. Presenta principalmente proteínas de alto valor biológico. Las grasas que encontramos, se encuentran concentradas en la yema y son grasas saludables y además presenta un alto contenido en colesterol. También es rico en vitaminas (A, D, E y del grupo B) y minerales (zinc, hierro, selenio, yodo y fósforo).  El huevo es la principal fuente de colina, componente importante para el funcionamiento e integridad de las células y contiene carotenoides, antioxidantes que están relacionados con la prevención de enfermedades degenerativas como las cataratas o el cáncer.

Los guisantes nos aportan proteínas vegetales. También presentan fibra, previniendo el estreñimiento; minerales (calcio y hierro) que fortalecen los huesos y previenen la anemia; y vitaminas destacando la vitamina C. Presenta propiedades beneficiosas para la circulación de la sangre, disminuye el colesterol malo y es vasodilatador, convirtiéndose en un alimento ideal para prevenir las enfermedades del corazón.

En definitiva, podemos decir que estamos ante una receta fácil y sana, que si lo acompañamos de un primer plato que complete el aporte nutricional, siendo rico en vitaminas, minerales y fibra, conseguiremos una dieta equilibrada.