48, 47 Kcal/persona
  • 1 personas
  • Dificultad Fácil
  • Coste Bajo
  • Fruta
  • Menos de 5' minutos
  • Española

Previene las siguientes enfermedades

Contraindicado para las siguientes enfermedades

Una pieza pequeña de fruta


Ingredientes

  • kiwi 100 gr. 1 Pieza mediana 48.47 kcal.

Preparación

1. Lavamos, pelamos y cortamos la fruta al gusto.

Estas frutas las podrás elegir siempre que quieras, ya que presentan menos kcalorias: albaricoque, ciruela (puedes tomar dos), fresas, cerezas, kiwi, mandarina (puedes tomar dos pequeñas), melón, pera, níspero y piña.

Estas otras frutas las debe tomar con menor frecuencia, ya que tienen más kcalorias: higo (puedes tomar dos), plátano (pieza pequeña) y uva. Muy excepcionalmente tomar aguacate y coco.

También ten cuidado con la sandía y tómala con moderación, ya que, aunque no presenta muchas calorías, su índice glucémico es muy elevado, lo que significa, que su azúcar pasa rápidamente a la sangre.

No debes olvidar que no existe ningún alimento prohibido, por lo que podrás disfrutar de la gran variedad de frutas que existen.

Información adicional

Las frutas son muy saludables y nutritivas, ya que son ricas vitaminas, minerales, antioxidantes y fibra. Además presentan un alto contenido en agua.

Entre las vitaminas que encontramos en las frutas, podemos destacar la vitamina C, la provitamina A y algunas vitaminas del grupo B.

Su contenido en minerales también es importante, destacando el potasio (necesario para el funcionamiento del sistema nervioso) y el magnesio (necesario para el funcionamiento intestinal).

Las frutas tienen fitoquímicos (pigmentos que dan el color y el aroma a las frutas), con un gran poder antioxidante, que ayudan a retrasas el deterioro de los tejidos orgánicos, retrasan el envejecimiento y previenen el cáncer.

Tienen un alto contenido en fibra, produciendo un efecto saciante, siendo muy interesante para controlar el apetito. Es recomendable no pelar las frutas, ya que la mayoría de la fibra se encuentra en la cascara. Las fibras también son muy importantes para prevenir el estreñimiento.

Su alto contenido en agua hace que la fruta sea depurativa, ayude a desintoxicar el organismo y tenga un efecto saciante junto con la fibra.