431, 56 Kcal/persona
  • 4 personas
  • Hervido o al vapor, Refrito con ajo/cebolla
  • Dificultad Fácil
  • Coste Bajo
  • Arroz o quinoa
  • 10-20' minutos
  • Española

Beneficioso para las siguientes enfermedades, dolencias e intolerancias

Contraindicado para las siguientes enfermedades, dolencias e intolerancias

Arroz con pollo


Ingredientes

Preparación

1. Cocemos el arroz a fuego medio, con abundante agua y una pizca de sal, hasta que el arroz esté en su punto.

2. Escurrimos bien el arroz y lo reservamos.

3. Aparte, en una sartén con aceite de oliva doramos los dientes de ajos fileteados.

4. A continuación, agregamos el pollo troceado, previamente sazonado con sal y pimienta. Removemos hasta que esté cocinado.

5. Por último, añadimos el arroz, lo salteamos todo junto unos instantes y ya tenemos este plato tan energético.

 

Información adicional

Estamos ante una receta sana, que nos da un aporte energético a través del arroz y del pollo. El arroz es muy energético, ya que nos aporta hidratos de carbono. También presenta vitaminas (vitaminas del grupo B), minerales, fibras (regula el tránsito intestinal, evitando el estreñimiento) y antioxidantes (compuestos fenólicos, con acción antiinflamatoria). Tiene bajos niveles de grasa, colesterol y sodio, siendo beneficioso para aquellas personas hipertensas, con colesterol alto y con enfermedades cardiovasculares. Es astringente, por lo tanto, es bueno para cortar las diarreas.

Por otro lado, la carne de pollo es rica en proteínas de alto valor biológico y con un bajo contenido en grasas. En su composición también encontramos nutrientes, con importantes cantidades de vitaminas (vitaminas del grupo B, vitamina A) y minerales (hierro, zinc y fosforo). Las vitaminas del grupo B permiten el aprovechamiento de los nutrientes energéticos (proteínas, hidratos de carbono y lípidos), intervienen en la formación de los glóbulos rojos, en el funcionamiento del sistema nervioso y además son necesarias para mantener una buena salud en los tejidos que componen nuestro cuerpo. El hierro participa en la formación de los glóbulos rojos y el transporte de oxígeno, evitando la anemia ferropénica. El zinc mejora el sistema inmunitario. El fósforo, forma los huesos.

En definitiva, podemos decir que estamos ante una receta fácil y sana, que si lo acompañamos de un primer plato que complete el aporte nutricional, siendo rico en vitaminas, minerales y fibra, conseguiremos una dieta equilibrada. 

Puedes sustituir el arroz integral por el arroz normal, pero debes tener en cuenta, que si estás estreñido o lo sueles estar a menudo, el arroz integral tiene una mayor cantidad de fibra, lo que facilitara que mejore esta dolencia. Si normalmente no sueles estar estreñido, es posible, que haciendo dieta, en algún momento te pase.