292, 3 Kcal/persona
  • 4 personas
  • Guisado, Refrito con ajo/cebolla
  • Dificultad Media
  • Coste Bajo
  • Pescado blanco y moluscos
  • 30-40' minutos
  • Española

Beneficioso para las siguientes enfermedades, dolencias e intolerancias

Contraindicado para las siguientes enfermedades, dolencias e intolerancias

Rape con gambas y guisantes


Ingredientes

Preparación

1. Sazonamos con sal los filetes de pescado y reservamos.

2. Por otro lado, pelamos el ajo y la cebolla y lo cortamos muy menuda.

3. Lo echamos en una olla junto con el aceite, la sal y el perejil, le vamos dando vueltas y dejamos que quede pochado.

5. Seguidamente, cuando el sofrito esté hecho, añadimos el vino y lo dejamos cocinar durante 10 minutos, hasta que el alcohol reduzca.

6. Pasado ese tiempo, lo retiramos y trituramos.

7. A continuación, mezclamos el caldo de pescado con el sofrito en la olla a fuego alto.

8. Cuando rompa a hervir, añadimos el pescado y lo dejamos cocinar 8-10 minutos.

9. Pasado ese tiempo, agregamos las gambas  y los guisantes y lo dejamos cocinar 10 minutos a fuego medio.

10. Y ya tenemos listo este plato tan sabroso.

OBSERVACIONES: Un filete grande equivale a dos pequeños.

Información adicional

Este plato es muy saludable, ya que nos encontramos con un pescado blanco con un contenido graso y calórico bajo y la técnica de elaboración empleada no requiere añadir al alimento un exceso de grasa, consiguiendo una receta hipocalórica. Es rica en proteínas de alto valor biológico que nuestro organismo asimila perfectamente contribuyendo al crecimiento y mantenimiento de la masa muscular. Hay que destacar su alto contenido en minerales y vitaminas.

Las gambas que hemos añadido a esta receta, también nos aportan proteínas de alto valor biológico y además presentan diferentes vitaminas (vitaminas del grupo B y vitamina E) y algunos minerales, entre los que destacan el hierro que previene las anemias, sodio (deben limitar su consumo las personas hipertensas), selenio que estimula nuestro sistema inmunológico y magnesio que favorece la transmisión del impulso nervioso.

Los guisantes que encontramos en este plato nos aportan proteínas vegetales, que se complementan con las proteínas animales del pescado y las gambas, aumentando sus propiedades nutricionales y además nos proporciona hidratos de carbono, siendo un ingrediente energético. También presentan fibra, previniendo el estreñimiento; minerales (calcio y hierro) que fortalecen los huesos y previenen la anemia; y vitaminas, destacando la vitamina C. Presenta propiedades beneficiosas para la circulación de la sangre, disminuye el colesterol malo y es vasodilatador, convirtiéndose en un alimento ideal para prevenir las enfermedades del corazón.

En definitiva, podemos decir que estamos ante una receta saludable, que si lo acompañamos de un primer plato que complete el aporte nutricional, siendo rico en vitaminas, minerales y fibra, conseguiremos una dieta equilibrada. ​

Si padeces de tensión alta, deberías saber, que los alimentos en conserva tienen un mayor contenido en sodio para su conservación. Los niveles altos de sodio en los alimentos, favorecen la subida de la tensión arterial, siendo poco recomendado en personas hipertensas, por lo tanto sería más conveniente que usaras guisantes frescos.