118, 73 Kcal/persona
  • 1 personas
  • En Microondas
  • Dificultad Fácil
  • Coste Bajo
  • Verdura
  • 5-10' minutos
  • Española

Contraindicado para las siguientes enfermedades

Setas a la casera (en microondas)


Ingredientes

  • seta 200 gr. 1 Envase pequeño 19.04 kcal.
  • cebolla 100 gr. 1 Pieza pequeña 33.91 kcal.
  • ajo 5 gr. 1 Diente 4.58 kcal.
  • vino blanco 20 gr. 2 Cucharada sopera 15.6 kcal.
  • perejil 2 gr. 1 Pellizco 0.6 kcal.
  • sal 2 gr. 1 Pellizco 0 kcal.
  • aceite de oliva 5 gr. 1 Cucharada de postre 45 kcal.

Preparación

1. Limpiamos las setas y las cortamos en trozos no demasiado pequeños.

2. En un recipiente, ponemos el aceite de oliva, la cebolla cortada en julianas, el ajo picado, las setas y el vino. Lo removemos todo.

3. Lo cocinamos todo sin tapar en el microondas, durante 8 minutos a máxima potencia. Lo removemos dos veces durante ese tiempo.

4. Comprobamos que las setas están tiernas, las pasamos a un plato y espolvoreamos con perejil.

5. Ya tenemos lista esta sencilla receta.

Información adicional

Este plato está compuesto únicamente de verduras, aportando cantidades notables de fibra, que regulan nuestro tránsito intestinal y evitan el estreñimiento. También nos aporta vitaminas y minerales, siendo muy beneficioso para la salud.

Las setas destacan principalmente  por su contenido en vitaminas y minerales, pero también presentan proteínas, cuyo contenido es mayor cuando están deshidratadas. Entre los minerales destacan el fósforo, que es necesario para la formación de los huesos y los dientes y para favorecer la actividad mental; el potasio que nos ayuda a reducir la retención de líquidos y el selenio que es antioxidante, evitando la degeneración de las células. También presenta hierro (carece de fitato, compuesto que reduce la absorción de este mineral), siendo más absorbible que el de otras fuentes de hierro. Con respecto a las vitaminas, destacan las del grupo B, la riboflabina favorece el crecimiento del pelo y frena su caída.

En definitiva, nos encontramos ante una receta hipocalórica sana y rápida, que acompañada de un segundo plato rico en proteínas o hidratos de carbonos, conseguimos un plato ideal para aquellas personas que hacen dieta para adelgazar.